miércoles, 16 de diciembre de 2009

Vin brulè (Vino caliente)

.

Vin Brulé (Vino Caliente)
3 recetas al precio de 1

Se acercan las fiestas de fin de año y cualquier motivo es bueno para echarse un traguito al buche. La propuesta de hoy puede parecer un anacronismo para nosotros los sudamericanos, pero no nos olvidemos que “el norte también existe” y que allá están a las puertas del crudo invierno. Por otra parte, se recomienda no tirar esta receta porque además tiene usos terapéuticos específicos: no hay resfrío que se le resista.
La primera fórmula es garantida y recomendada por una amiga alemana. La segunda, está tomada del libro El glotón cuyo autor es Ugo Tognazzi y es tan divertida como poco precisa, por lo que me ví obligado a agregarles una tercera con las cantidades. Como verán, las recetas italianas hacen hervir la mezcla, cosa que me parece un exceso. Quizá lo mejor para ustedes sea ir probando y elegir la que prefieran.

Receta de Binthou Pätzold (Alemania):
Medio litro de vino tinto (uno sencillo), un poco de jugo de naranja o
de frutas rojas (puede ser de uva también) para cortar, azúcar a gusto,
media ramita de canela, una estrellita de anís (o media), 3 clavos de
olor, ralladura de limón (opcional). Dejar en infusión media hora y después
calentar o calentar de una por al menos 20 minutos (de ninguna forma
tiene que hervir). Servir humeante! Combina muy bién con masitas o
pasteles de grasa...

Receta de Ugo Tognazzi (Italia):
"VIN BRULÈ: Todos los saben hacer, pero quiero recordar su ejecución justamente como souvenir de Ingrid. Quien, como buena nórdica, ni siquiera necesitaba mezclar el vino, lo tomaba puro (la sorprendí mientras bebía de un frasco de Chianti de tercera calidad, era su afrodisíaco). Después de beberlo, se metía de nuevo en la cama y se desataba.
Si la Bayer hubiera inventado comprimidos de vin brulè contra el resfrío, tal vez habría tenido más éxito aún que con la aspirina. El vin brulè sigue siendo lo mejor para la gripe, la tos y todas esas cosas, ya que une lo útil a lo agradable: te cura emborrachándote. Entonces, en todo el vino que quieran, hagan hervir cierta cantidad de drogas (permitidas, por supuesto): clavos de olor, canela, naranja amarga. Endulcen con una cucharada abundante de azúcar o, preferentemente, de miel. Bébanlo muy caliente."


Receta “genérica” (homenaje al ex–ministro Ginés Gonzáles García)
1 litro de vino tinto
3 clavos de olor
2 ramas de canela (o su equivalente 2 cucharadas de molida)
120 gr de azúcar o a gusto
Cáscara (rallada o no, pero sin el blanco) de 1 limón y 1 naranja
Le pueden agregar cualquier otra especie que les guste, un poco de nuez moscada, cardamomo, anís, jengibre, etc.
Mezclar todo en frío y luego poner sobre el fuego revolviendo hasta casi llegar a la ebullición. Dejar asentar, colar y servir caliente.

La Pulpera no se hace responsable por los desatinos en que incurran y estaría muy agradecida, no ya con que inviten sino al menos, con los comentarios sobre los resultados del brebaje.


.

6 comentarios:

juan pascualero dijo...

¡Muy ¡hic! bueno! También lo¡hic!adapté a la ¡hic! grappa, ¡mejor ¡hic! todavía. saludos.-

Marple dijo...

Aunque te parezca increíble yo ingerí ese brebaje hace tiempo cuando frecuentábamos la casa de una señora alemana.Era exquisito, lo servía en unas tazas grandes y hermosas, en pleno invierno.
Ella sotenía que era afrodisíaco,aunque en mi caso lo que me producía era una especie de embriaguez alegre que me daba mucho sueño.
En cuanto a las proporciones que usaba, no tengo idea; el único dato que te puedo dar es que sorprendí al señor de la casa comprando una damajuana de 5 litros de vino una mañana previa a la reunión de la tarde:)

Lindo post, muy "cálido" que a mí me trajo hermosos y divertidos recuerdos.

Fernando Terreno dijo...

Juan: muy bueno eso con grappa, que ahora no recuerdo, pero tiene un nombre especial. ¡hic!
Marple: "en la dosis está el veneno o la salvación"

Una aclaración de Binthou: los franceses lo llaman "vin chaud" no "vin brûlé" posiblemente para evitar que se queme el alcohol. Y Berlín está nevada.

Gracias a todos

Fernando Terreno dijo...

Se me pegó la neurona.
Juan: con grappa, la llaman Grog.
Marple: la frase es de Paracelso.
Un abrazo.

Santi el de Los Divagues dijo...

Otra cosa medio parecida:
(sur de Brasil)


Quentão de Vinho

-2 garrafas de vinho tinto
-2 xícaras de açúcar (+/-)
-30g de gengibre
-1 pedaço de casca de laranja
-1 pedaço de canela em pau
-6 cravos da índia
-1/2 garrafa de água
-chantilly
-canela em pó

Colocar o vinho numa panela e deixar ferver. Quando estiver em
ebulição, flambar para fazer a queimada. Acrescentar o açúcar, o
gengibre, a casca de laranja, a canela e o cravo.
Adicionar a água lentamente (ir provando) e deixar ferver. Deve
ser servido em copos térmicos para manter o calor. Para servir,
coloque uma colher de chantilly no copo, acrescente o quentão e
salpique canela em pó.

Gisela Moyano dijo...

PARA QUE LO PUEDAN TOMAR LOS NIÑOS. Así lo hacía mi papá: cuando rompe el hervor, se le prende fuego sobre la superficie que arderá hasta que se consuma el alcohol y el bin brulé se vuelve totalmente inofensivo.