viernes, 18 de diciembre de 2009

Posse y Cabeza de Vaca

.

Posse y Cabeza de Vaca
He releído en estos días El largo atardecer del caminante, novela de Abel Posse, que unos años atrás me había parecido interesante y bien escrita. Lo hice porque no podía concebir que su autor y el del desgraciado artículo que publicó La Nación fueran la misma persona. Posse recrea en su novela la caminata que Álvar Núñez Cabeza de Vaca, náufrago de una expedición contemporánea a la de Hernán Cortez, emprende desde Florida, costeando Texas hasta arribar a México. La obra obtuvo el premio de la Comisión por los festejos del V Centenario en 1992, otorgado por un jurado entre los que estaban José Donoso, Bryce Echenique y Esther Tusquets.

Esta revisión me ha permitido encontrar muchas coincidencias entre el autor y su personaje. El Álvar Núñez de Posse se muestra piadoso y benevolente, no lleva armas, no mata a nadie, acepta y respeta la multiplicidad de creencias y hasta se permite criticar posiciones del Vaticano. El verdadero, un gran apólogo de sí mismo, había hecho lo propio en sus escritos. Al mejor estilo de los publicitarios actuales, se construyó una imagen beatífica, al punto que había llegado a ser comparado con Fray Bartolomé de las Casas. Así logró ser enviado como Adelantado a Asunción para luchar contra “la corrupción”, la poligamia y otras pestes, pero fue devuelto a España por Irala, acusado de cometer “excesos” con españoles e indígenas.

El historiador Juan Francisco Maura ha estudiado minuciosamente los escritos y las acciones de Álvar Núñez Cabeza de Vaca y ha realizado un detallado trabajo sobre el tema, que acaba de publicar la Editorial Parnaseo de la Universidad de Valencia con un título que lo dice todo: El gran burlador de América: Álvar Núñez Cabeza de Vaca (Valencia, 2008).
http://parnaseo.uv.es/lemir/Textos/Maura.pdf
Allí pone al descubierto sus imposturas y los conflictos de intereses que guiaron a don Álvar además de asuntos no muy píos, como la ingesta de carne humana, las matanzas y violaciones de las tribus “enemigas”, los saqueos y los complots en los que participaba en su lucha por el poder.
Pasaron más de quinientos años hasta que se pudo echar luz sobre Álvar Núñez. Por suerte, necesitamos muchos menos para conocer el verdadero pensamiento de El pequeño burlador Macrista: Abel Posse.



La ilustración es de Betto y de El Espectador
Aclaración para lectores no argentinos: la entrada está motivada por el desafortunado nombramiento como Ministro de Educación de la Ciudad de Buenos Aires de Abel Posse que, un día antes de asumir el cargo, publicó un compendio de sus ideas, que van desde el autoritarismo al nazi-fascismo, pasando por la defensa de la última dictadura.
Abel Posse, El largo atardecer del caminante, 1992, Buenos Aires, Booket, 2005.


Sobre el tema Posse hay un análisis impecable en:
http://maxicrespi.blogspot.com/2009/12/posse-y-sus-precursores.html
o en
http://www.nacionapache.com.ar/archives/3621
.

4 comentarios:

Patronio1 dijo...

¿Y te sigue pareciendo que está bien escrito o, además de todo, al final escribe como la mona? Muy bueno el post. Saludos

Santi el de Los Divagues dijo...

Habrá que sospechar también de ese jurado, el que le otorgó el premio.
Pensar que Macri era el modelo del perdidoso Cuqui de Uruguay.
De la que nos salvamos.
Se vienen tiempos jodidos muchachos, el gorilaje no está muerto, solamente está agazapado.

Fernando Terreno dijo...

No tengo consuelo, me sigue pareciendo buena.
El artificio de ponerlo a Álvar Núñez a hacer ahora lo mismo que hizo en la vida real (Sus Comentarios sobre sus Naufragios) me parece interesante, aunque no sé si será original.
En cuanto al jurado me parece fuera de toda sospecha no habitual.

Lo peor del asunto es que no se puede creer en nada. O, siendo un poco más positivo, "las dudas y reflexiones que esta obra plantea nos identifican, porque todos, afortunadamente, sospechamos de la historia" (Felipe Pigna, refiriendose a otra cosa, pero viene al caso)

Gracias a ambos.

Crespi dijo...

Muy lúcida intervención, Fernando. Te contesté el comentario en mi blog. Y te linkeé.
Saludos